Artículos más Populares, Técnicas de Supervivencia

Cómo actuar si nos sorprende un incendio forestal

Comparte!  Por la mente de todo excursionista ha circulado alguna vez el pensamiento: “¿Qué voy a hacer si me coge un incendio en la montaña?” Y bueno, la respuesta suele […]
Comparte!Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone

 
Por la mente de todo excursionista ha circulado alguna vez el pensamiento: “¿Qué voy a hacer si me coge un incendio en la montaña?” Y bueno, la respuesta suele ser algo así como: “Pues escaparé como pueda, intentando ir en sentido contrario y rezando para que no me alcance el fuego”. Preguntas y respuestas que más bien se nos plantean como un “sálvese quien pueda”.

En cierto modo, en muchas de las situaciones de riesgo a las que se enfrenta el ser humano, al final la solución acaba siendo un conjunto de decisiones improvisadas que, combinadas con algo de suerte, acaban por salvarnos el pellejo.

Pero desde este artículo, vamos a intentar daros una serie de herramientas y/o consejos, para que esas decisiones improvisadas, en realidad no lo sean tanto y ante una situación tan peligrosa y comprometida como lo es un incendio forestal, podamos salir airosos de la mejor forma posible.

Toni GARCIA MIÑANO junto al Camión Rural

Toni GARCIA MIÑANO junto al Camión Rural

Para ello, nos hemos desplazado a Alicante y hemos tenido el privilegio de contar con la opinión y consejos que nos han ofrecido desde el Parque de Bomberos (Área de Vinalopó) de Elda. Y especialmente agradecemos al bombero Toni GARCÍA MIÑANO su desinteresada atención y sus instructivas e interesantes explicaciones, las cuales nos han servido de gran utilidad para completar y contrastar la información que a continuación te vamos a ofrecer.

 

El origen de los incendios:

Lamentablemente, atrás quedan los fenómenos naturales como la primera causa de incendio en nuestros entornos al aire libre. Antaño, los rayos han sido los principales causantes del fuego. Pero en el presente, la gran mayoría de los incendios que se producen en nuestros montes son provocados por causas derivadas del ser humano. Bien sea por accidentes o, sobre todo, por negligencias:  uso recreativo, trabajos agrícolas indebidos, vandalismo… O la peor de las causas, los incendios provocados: venganzas, especulaciones de terreno, piromanía…

 

Como evitar provocar un incendio:

En este punto hacemos mención a la regla de oro en toda situación de emergencia, en lo que al protocolo de actuación individual que deberemos seguir se refiere: el PAS (Prevenir – Avisar – Socorrer). Y donde llevaremos a cabo en este punto la primera parte de esta regla: -Prevenir- la provocación de un incendio.

Si realizamos un fuego en algún lugar autorizado, debemos asegurarnos que al marcharnos queda apagado. Para ello la mejor fórmula es, una vez apagadas las llamas, arrojar agua y tierra en las brasas que queden. Después, permaneceremos en el lugar y no abandonaremos los rescoldos hasta que dejen de desprender humo.

Cuando nos encontremos en un lugar, cuyas condiciones meteorológicas puedan favorecer la propagación del fuego, por mucho que esté permitido, la mejor decisión será abstenerse de hacerlo. Dado que un fuerte viento puede llevar ese “permitido” fuego hacia un lugar sensible y provocar el temido incendio.

No arrojes al suelo cerillas, colillas,  u otros objetos en combustión. Y tampoco papeles, vidrios o cualquier otro residuo o material que pueda activar a estos y ser susceptible de originar el fuego.
 

 

Cómo actuar en caso de incendio forestal:

Volviendo a nuestro protocolo de actuación personal, lo siguiente que haremos será -Avisar-. De esta manera, si observas un incendio forestal o una columna de humo, avisarás a los servicios de emergencia a través del teléfono gratuito 112 y, si procede, a las personas que vivan cerca.

Una vez hecho esto, tan solo nos queda la tercera parte de la regla del PAS: -Socorrer-. ¿Y a quién socorreremos? Pues a nosotros mismos  y a toda persona que requiera de nuestra ayuda. Es decir, iniciaremos las maniobras necesarias para ponernos a salvo y que os enumeramos a continuación.

1.- Si nos encontramos próximos o en el interior de nuestro vehículo, deberemos   evitar conducir en condiciones de humo, atravesándolo. Eso es garantía de accidente casi asegurado, dado que la densidad del humo puede provocar que perdamos totalmente la visibilidad de nuestro camino e incluso que corramos riesgo de asfixia; porque si nos hemos descuidado de cerrar las entradas de aire del exterior, en poco tiempo éste habrá accedido al habitáculo y las consecuencias serán nefastas. Así que lo que haremos será situar el vehículo en un lugar sin vegetación, alejado del fuego y con las luces encendidas. Siempre, en la medida de lo posible, claro está.

2.- Deberemos observar la dirección del fuego y prever una vía de escape, para la cual cosa será importante mantener la calma y perder unos segundos, o incluso minutos, en el análisis de nuestro mapa y/o dispositivo GPS. Siendo un buen truco marcar waypoints de forma rápida sobre nuestro mapa digital y activar la opción de navegación hacia esos puntos. De esa manera, en medio de la situación de estrés, será más fácil no perder la referencia de hacia  donde debemos dirigirnos y con tan solo con seguir la flecha en pantalla nos mantendremos en el sentido adecuado.

3.- En nuestra huida deberemos ser vigilantes todo el tiempo del viento, puesto que un cambio en la dirección de éste puede propiciar que el fuego nos rodee, en ese caso deberemos cambiar de dirección nosotros también e ir siempre en sentido contrario.bomba-de-agua

4.- La ropa nos ayudará a protegernos tanto del fuego como del calor desprendido por éste. Miraremos de cubrirnos con toda la ropa que poseamos. Y en caso de tener prendas de lana, nos las pondremos como la capa más exterior, dado que son estupendas por sus cualidades ignífugas. Además, si es posible, mojaremos nuestras prendas con agua.

5.- Si estamos próximos al fuego y hay mucho humo, miraremos de caminar con la silueta lo más reducida posible, yendo lo más agachados que podamos, dado que el humo camion-ruraltiende a subir. De este modo disminuiremos el riesgo de asfixia.

6.- Una prenda húmeda (bandana, pañuelo…) mojada nos ayudará a respirar si cubrimos nuestra nariz y boca con ella. Miraremos de proteger nuestros ojos de la mejor forma posible también.

7.- Miraremos en todo caso de ir siempre hacia zonas desprovistas de vegetación o hacia una masa de agua, como ríos, estanques, lagos… Si la huida ya no es posible por la inminencia del fuego, nos ubicaremos en una de esas zonas, tumbados y cubiertos con la mayor parte de tierra posible o en el agua y mirando de respirar en la parte más inferior posible, para evitar el humo. Pero atención, mucho cuidado con los ríos si están en zonas profundas o en endiduras del terreno, ya que puede ser un arma de doble filo, si el viento apunta hacia esa zona, así que los evitaremos, a no ser que no tengamos otra opción.

8.- Intentaremos no huir ladera arriba, siendo mejor transitar las zonas ya quemadas o flancos.

9.- No dirigirse a barrancos, agujeros, etc. Miraremos de quedarnos próximos a cortafuegos, carreteras o barreras naturales ya mencionadas anteriormente (ríos, lagos…). Esos lugares producen un efecto chimenea y las consecuencias pueden ser desastrosas.

10.- En caso de acabar rodeados por el fuego, intentaremos situarnos en una zona ya quemada. La mejor opciónes cubrirse con la ropa que dispongamos y si es necesario saltar atravesando las llamas al lado ya quemado o aprovechar un flanco. Pero esta es una reacción a la desesperada, tenedlo en cuenta.

11.- En caso de encontrarnos con agentes forestales o fuerzas y cuerpos de seguridad del estado, deberemos seguir manteniendo la calma y seguir sus instrucciones a rajatabla, será vital para no entorpecer la asistencia que nos están ofreciendo y para poder seguir adelante con nuestra evacuación de la zona afectada.

 

La entrevista: La perspectiva de un bombero:

Entrevista a Toni GARCÍA MIÑANO, bombero del Parque de Elda (Alicante)

Entrevista a Toni GARCÍA MIÑANO, bombero del Parque de Elda (Alicante)

Como avanzábamos en el inicio de este artículo, Toni GARCÍA MIÑANO, bombero del Parque de Bomberos de Elda (Área del Vinalopó – Alicante), tuvo a bien recibirnos en su base y mostrarnos los “secretos” que en ella se esconden.

Una gran oportunidad para nosotros, visitando la Comunidad Valenciana, que resultó ser la más castigada el año pasado, con casi 57.000 hectáreas calcinadas, según datos estadísticos del Ministerio de Medio Ambiente..

gimnasio-bomberosNos acercábamos a media tarde cuando Toni nos recibió con una sonrisa en su puesto de trabajo. Enseguida nos transmitió su cercanía y cordialidad y se ofreció para mostrarnos aquello cuando deseáramos, impaciente por responder a nuestras preguntas cuanto antes, preocupado por una posible salida de emergencia a uno de sus servicios de trabajo. Así que tras una breve pero detallada visita a todas las dependencias del Parque, enseguida nos ubicó en una mesa de reuniones, próxima a la sala de recepción de llamadas.

Toni lleva trabajando en Elda desde hace 8 años, pero su experiencia laboral se remonta a un total de 14, habiendo trabajado previamente en el Área de Elche, siendo esta la que mayor volumen de trabajo abarca de la zona.

P1010265En el Parque pudimos comprobar que cuentan con un total de 10 vehículos, siendo uno de ellos uno Rural, con características aptas para el tipo de monte que tienen en la comarca.

En el Parque de Elda, trabajan un total de 5 turnos de trabajo, formados por unas nueve personas aproximadamente por turno. Pero además cuentan con el apoyo de un Subparque, ubicado en la cercana localidad de Villena y en el cual trabaja una dotación de cinco efectivos más.

El área en la que trabaja Toni, abarca según nos explicó, 14 municipios y todas las zonas rurales de los mismos. Entre ellos podemos destacar el Espacio Natural de Xorret de Catí, famoso por sus finales de etapa de la Vuelta a España de Ciclismo.

equipo-personal-bombero

Le preguntamos a Toni cuál era el equipo que utilizaban y su peso. Enseguida nos ofreció la posibilidad de comprobarlo por nosotros mismos. Y caray, sólo la chaqueta que utilizan te quita las ganas de ponerte el resto encima. Sólo el equipo autónimo pesa entorno a los 14 kg, a lo que debemos sumar el traje. Además, dadas las características de la zona, llevan equipo urbano y equipo forestal. Teniendo también equipación específica de vertical y rescates complejos, dado que disponen de personal especialmente preparado y cualificado para esas actuaciones.

Esa información, acompañada del comentario que nos hizo Toni respecto a que salía a entrenar junto a sus perros, dado que practica carreras de montaña, nos recordó nuestro artículo de Trekking con Perros. Y le planteamos la pregunta de si se encargaban del rescate de nuesetras mascotas si estas sufrían un accidente estando de ruta con nosotros. Dándonos de inmediato la respuesta afirmativa, contestándonos que están obligados tanto al rescate de personas como de animales.

Cuando llegaron las preguntas acerca de los consejos o recomendaciones que daría a los usuarios de Zona Trekking, enseguida afloró una frase:

“Se le debe tener más respeto al humo que a las llamas…”

Recomendándonos que ante todo, el hecho de proteger nuestros ojos y las vías de respiración, debe ser algo esencial a la hora de afrontar un incendio.

Por ello, el bombero nos hizo especial hincapié en prestar atención al viento. Explicándonos que las brisas cambian, yendo del interior hacia el mar en los amaneceres y cambiando a la inversa en los ocasos. Sin olvidarnos del efecto Foam que se produce en las laderas de las montañas, frutos de los cambios de presión y corrientes ascendentes que se producen en las mismas y que producen ese remolino que puede arrastrar consigo esquirlas de fuego y complicar mucho una situación de fuego forestal.

Finalmente le preguntamos acerca si en la Comunidad Valenciana se están cobrando los rescates a personas y/o animales. Siendo la respuesta afirmativa, desde que se inició el periodo de crisis en nuestro país. Quizá algo a tener en cuenta y que guarda relación con la discusión que se estableció en esta misma web en nuestra encuesta ¿Licencia Obligatoria en Montaña?

toni-toni

Y para acabar la interesante visita al Parque de Bomberos, a la par que nos sentíamos como cuando éramos niños y nos encantaba la idea de tirarnos barra abajo, finalizamos nuestra visita observando más de cerca y ya en el exterior el Camión Rural, dejando para otro día la posibilidad de “catar” la escala del Camión Urbano :)

 
 
 

Mil gracias a Toni GARCÍA MIÑANO y cerramos este artículo con unas palabras suyas:
 

 
 

[Total:3    Promedio:5/5]

Trackbacks / Pings

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*